La unidad de Insuficiencia cardiaca del Hospital Virgen de las Nieves, acreditada como excelente por la Sociedad Española de Cardiología

Escrito por Raquel Duran el 30/6/2017
Etiquetas: pacientes
La Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, dependiente de la Unidad de Gestión Clínica de Cardiología, ha recibido la acreditación de Excelente por parte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), siendo 14 unidades de hospitales de ocho comunidades las han recibido este sello de calidad.
La unidad de Insuficiencia cardiaca del Hospital Virgen de las Nieves, acreditada como excelente por la Sociedad Española de Cardiología

En Granada, esta unidad de insuficiencia cardiaca se creó en 2008 y atiende a una media de 500 afectados y realiza cerca de 2000 consultas al año, -700 médicas y más de 1.200 de enfermería-.  Se trata de un equipo multidisciplinar en el que además de cardiólogos es fundamental la labor de la enfermería y de psicólogos para realizar un seguimiento muy estrecho de la evolución del paciente.

                En definitiva, para su tratamiento se requiere un abordaje multidisciplinar que contempla un amplio abanico de profesionales, que incluye cardiólogos, cirujanos cardiovasculares, médicos internistas o médicos de atención primaria, entre otros, además de enfermeras especializadas.

 

            Este equipo realiza una labor para dar mayor autonomía al paciente y  ofrecer recursos para fomentar la accesibilidad con el fin que se ponga en contacto con los profesionales cuando lo necesita, no cuando tiene la cita programada. Trabaja de forma multidisciplinar y realiza educación en el autocuidado a los pacientes

 

            Esta unidad ha conseguido varias distinciones, tales como el premio a la mejor comunicación oral por el trabajo `Disfunción sistólica severa refractaria a tratamiento convencional ¿qué mas hacer? y un premio nacional por el trabajo sobre protocolos de administración de fármacos.

                              

            La acreditación SEC-Excelente evalúa en insuficiencia cardiaca el uso eficiente de los recursos disponibles, acreditando la excelencia asistencial. A través de este programa, la SEC se compromete a mejorar y promocionar la calidad asistencial de las unidades de insuficiencia cardiaca para lograr disminuir la mortalidad e incrementar la calidad de vida de los pacientes que sufren esta cardiopatía (el 2,7% de los mayores de 45 años y el 8,8% de los mayores de 74 años).

Enfermedad en aumento

            La insuficiencia cardiaca es la forma terminal de todas las cardiopatías, que impide el correcto bombeo del corazón, haciendo que no llegue suficiente riego sanguíneo al organismo y que se acumulen los líquidos que el corazón no bombea adecuadamente.

            Para su tratamiento se requiere un abordaje multidisciplinar que contempla un amplio abanico de profesionales, que incluye cardiólogos, cirujanos cardiovasculares, médicos internistas o médicos de atención primaria, entre otros, además de enfermeras especializadas.

            Según un reciente estudio español, el 1,2 por ciento de la población general padece una insuficiencia cardiaca. Esta enfermedad está presente en un 2,7 por ciento de los mayores de 45 años y el 8,8 por ciento de los mayores de 74 años, unas cifras que se van incrementando cada año al aumentar la edad y la mayor supervivencia de otras enfermedades cardiacas agudas.

Proceso Asistencial Integrado

           

Las enfermedades cardiovasculares suponen la causa más frecuente de muerte en Andalucía (cerca de un 33%). Entre las causas que originan esta grave situación se encuentran el alejamiento de la dieta mediterránea y el mayor consumo de energía y grasas saturadas de forma habitual. Por ello, entre las líneas de actuación prioritarias del IV Plan Andaluz de Salud, se incide en el fomento de hábitos de vida saludables.

            La Consejería de Salud cuenta con proceso asistencial integrado, el cual contempla el enfoque integral en la atención a la persona con insuficiencia cardiaca. Para ello se han definido elementos fundamentales de la calidad como la persona como centro de la asistencia; la evidencia científica como herramienta para incorporar la información científico-técnica; la seguridad del paciente; el uso racional del medicamento y de los tratamientos no-farmacológicos, así como la integración de los cuidados enfermeros y los autocuidados.

 

            Se trata en definitiva de establecer un conjunto de actuaciones coordinadas preventivas, diagnósticas, terapéuticas, de cuidados y seguimiento llevadas a cabo por un equipo multidisciplinar a través de las cuales se identifican a las personas que presentan signos y síntomas de esta afectación, estableciéndose los mecanismos para el diagnóstico precoz y la puesta en marcha de medidas terapéuticas, de cuidados y el seguimiento necesario para el mantenimiento de la salud, la mejora de la calidad de vida y la prevención de complicaciones.