1. ¿Por qué realizarle una PAAF?

Durante el transcurso de su estudio médico, alguna de las exploraciones puede haber mostrado algún tipo de alteración que se desconoce su naturaleza (procesos inflamatorios, infecciosos o tumorales). En estas situaciones su médico, aunque considere que su problema es benigno, quiere asegurarse con una muestra de tejido de lo que sea y solicita que se le realice una PAAF.

2. ¿Se exige algún tipo de preparación?

Si Vd. está realizando tratamiento anticoagulante, su médico le dará la pauta a seguir. En todo caso tres días antes de la punción tendrá que modificarlo.

3. Consentimiento informado

Antes de la realización de la PAAF el paciente recibirá toda la información que requiera por parte del patólogo, y firmar un consentimiento informado al que se adjunta una hoja explicatorio. Es un documento que le informa sobre la prueba que se le va a realizar. En el lugar de la cita para la punción(Secretaría de Anatomía Patológica o Secretaría de Radiología si es una PAAF de tiroides) le entregarán el consentimiento informado que Vd. Deberá leer y firmar y entregar cuando le vayan a realizar la punción.

4. ¿Cómo se realiza la punción (PAAF)?

El procedimiento es sencillo: se selecciona por palpación, ecografía o TC (escáner) el lugar más adecuado para la punción, seguidamente se limpia la piel con antisépticos y se procede a la punción, momento en que el médico le indicará que contenga unos segundos la respiración y no se mueva.Este estudio se llama citología, y a menudo nos da la respuesta al interrogante. Se asocia con un bajo índice de problemas o complicaciones debido al pequeño calibre de la aguja empleada.

5. ¿Es una prueba dolorosa?

Es una prueba mínimamente dolorosa, dado que la aguja utilizada es fina y el procedimiento se realiza sin brusquedad. La prueba es normalmente bien tolerada.Muchas veces el paciente no refiere molestias aunque no es extraño sentir un ligero dolor que responde bien con analgésicos habituales.

6. ¿Qué complicaciones pueden existir?

Son raras, pero a veces la pequeña hemorragia que se produce por el pinchazo puede producir alguna molestia, que normalmente se resuelve en 24-48 horas con antiinflamatorios y analgésicos. El riesgo de sangrado hay que tenerlo en cuenta si existiese un trastorno de la coagulación.