1. INTRODUCCIÓN

Las biopsias intraoperatorias son aquellas realizadas durante una intervención quirúrgica con la finalidad de aproximar el diagnóstico de las lesiones y precisar su más oportuno abordaje terapéutico durante el mismo acto quirúrgico. Aunque en la Unidad su volumen no es muy elevado en comparación con los restantes estudios, la trascendencia del informe que las concluye, sus dificultades interpretativas ya que se realizan sobre cortes histológicos rápidos en tejido congelado en un instrumento de difícil manejo llamado criostato, y la importancia de la mayoría de las actuaciones quirúrgicas generadas hacen que este tipo de biopsias produzca el mayor índice de interconsultas entre los patólogos que las gestionan. Una variedad particular de biopsia intraoperatoria es la biopsia del ganglio linfático centinela, que quizás ha sido la técnica que más recientemente ha revolucionado el tratamiento quirúrgico de numerosas enfermedades.

El ganglio linfático centinela es el primer ganglio linfático al que más probablemente disemina un tumor primario maligno, antes incluso de afectar a otros territorios adyacentes. Por este motivo, sobre todo en el caso del cáncer de mama y el melanoma cutáneo, el ganglio centinela es extirpado y habitualmente sometido a biopsia intraoperatoria con la finalidad de determinar si contiene alguna metástasis, lo cual condiciona el tratamiento ulterior del paciente.

Para este tipo de determinaciones se emplean tanto inmunoteñidores rápidos y kits de inmunoglobulinas marcadas que pueden proporcionar resultados en 15 minutos y como el novedoso instrumento SYSMEX, RD100i basado en la tecnología OSNA (one step nucleic acid amplification) para la medición cuantitativa del mARN de la citoqueratina 19 en los ganglios linfáticos centinela de los cánceres epiteliales.

 

2. SERVICIOS QUE SE PRESTAN EN LA UNIDAD